Tasa de mortalidad infantil

La tasa de mortalidad infantil decrece sistemáticamente desde el 1917 cuando era de 250 por mil nacidos vivos y logra reducirse hasta un valor que oscila sobre las 33 muertes por mil nacido vivos en el 1958. La tasa subió hasta 46,7 en el 1969 y después se ha ido reduciendo hasta alcanzar los 4,3 en el 2015.

Esta tasa es calculada en Cuba como el número de muertes entre los 7 días de nacido y el año de edad por mil nacidos vivos. La tasa perinatal incluye a las muertes anteriores a los 7 días y a fetos mayores de 500 gramos. En el 2015 esta tasa fue de 11.1.

 

La relación entre la tasa perinatal y la de mortalidad infantil tiene una tendencia ascendente. Desde el 1996, la tasa perinatal tiene un valor que representa más del doble del valor de la tasa de mortalidad infantil.

Fuente: ONEI, Mortality decline in Cuba; James McGuire and Laura Frankel. Cálculos propios.

Leer en Foresight Cuba