Organizaciones opositoras presentan el documento 'Prosperidad con libertad'

El texto ha sido suscrito por la influyente Fundación Nacional Cubano-Americana, los partidos Demócrata Cristiano de Cuba y Unión Liberal, la Coordinadora Social Demócrata de Cuba, el Comité Cubano Pro Derechos Humanos, el Movimiento Democracia, Agenda Cuba, el Instituto de Estudios Cubanos y la Asociación de Veteranos Brigada de Asalto 2506.

“Consideramos que el consenso en torno a este documento constituye un nuevo paso adelante en el paciente proceso de concertación democrática que se viene tejiendo desde hace ya algunos meses”, dicen los responsables del texto.

Entre las demandas, incluyen el “acceso a internet para todos los cubanos a precios asequibles”; la “libertad plena de movimiento (…) tanto para fijar residencia entre municipios y provincias como para entrar y salir de la Isla”, y la “libertad de expresión y asociación”.

Asimismo, piden “libertad económica para todos los cubanos”, con “ejercicio pleno del derecho a la propiedad cooperativa y privada de sus empresas y medios de producción”.

En este sentido, reclaman el “cese de la lista de actividades privadas autorizadas, fin de las restricciones a los profesionales, cese de las restricciones a los cubanos residentes en el exterior”, y el “fin del monopolio estatal del comercio de importación y exportación, mayorista y minorista, y de las tarifas aduanales excesivas”.

Las organizaciones también listan en el documento la exigencia de que los trabajadores puedan “acceder a un salario y trabajo decente, según lo estipula la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”.

Respecto a este tema, demandan que los trabajadores tengan “libertad para elegir su empleo en condiciones equitativas y satisfactorias, sin discriminación de ningún tipo, con posibilidades de negociar directamente sus contratos y el pago de su labor”; la vinculación del “nivel de las pensiones con el costo de la vida” y “fijar su aumento anual sobre la base de un impuesto a las ganancias netas del sector turístico y la minería”.

Igualmente, una mejoría inmediata de “las condiciones económicas de los pensionados, ya bien sea por desempleo, accidente, enfermedad, incapacidad o por edad, para que puedan disfrutar de una vida y de una vejez (…) conforme a la dignidad humana”.

Los responsables del texto consideran que “para alcanzar la prosperidad con libertad es imprescindible poner en marcha medidas que garanticen la protección permanente de libertades y derechos universalmente reconocidos”. Entre los pasos necesarios, mencionan el “fin inmediato de toda discriminación por cualquier razón, así como de la criminalización de la opinión y de las consiguientes represalias, agresiones físicas, verbales, administrativas o judiciales”.

Además, el “fin de sanciones y encarcelamientos arbitrarios junto a la revisión de causas penales y consiguientes amnistías” que cubran “tanto a los presos políticos como a todas las personas que fueron encarceladas por acciones que de ahora en adelante se descriminalizarían”.

También, exigen la “ratificación e implementación de pactos, convenios y protocolos internacionales de derechos humanos incluidos los de la Organización Internacional del Trabajo y el Protocolo Adicional del Pacto contra la Tortura”, y una consulta “transparente” al pueblo, “antes de convocar a nuevas elecciones, sobre la propuesta de celebrar comicios libres, directos, secretos, universales, plurales, multipartidistas, e internacionalmente supervisados”.

Los firmantes de “Prosperidad con libertad” consideran que estos temas son “cruciales para la sociedad” y “deben ser discutidos con y entre todos los cubanos”.

“Remozar el Capitolio Nacional no debe ser una tarea exclusivamente arquitectónica, sino eminentemente política. Allí deben estar representadas todas las ideas comprometidas con un futuro mejor para nuestra Nación”, concluyen.