Opositores piden al papa Francisco su intercesión para que las Damas de Blanco puedan ir a misa

Un grupo de opositores cubanos han abierto una petición dirigida al papa Francisco para que interceda ante el Gobierno cubano y permita a las Damas de Blanco ejercer libremente su derecho a asistir misa.

La solicitud —iniciativa de la exprisionera política Martha Beatriz Roque, según confirmó a DIARIO DE CUBA Berta Soler— busca recopilar firmas en internet antes de ser entregada al Sumo Pontífice.

“(…) Queremos presentarle el caso de las Damas de Blanco, mujeres cubanas que desean formar parte de la religión católica y asistir a misa los domingos; pero (que) de forma desafortunada el régimen que impera en el país les impide llegar a las iglesias”, señala la carta.

Los firmantes explican al papa que “para justificar este ataque a la libertad religiosa, los que tienen el poder dicen que ellas van a hacer política; algo que es incierto, ya que los sacerdotes de los diferentes templos no tienen queja alguna del comportamiento de estas mujeres, ni antes, ni durante, ni después de la ceremonia”.

Recuerdan que un grupo de mujeres de La Habana “asiste a la Iglesia Santa Rita de Casia, donde son respetadas por el resto de los feligreses”.

Precisamente estas Damas de Blanco desde hace meses no logran llegar a la mencionada iglesia. La cita formaba parte del programa de los domingos dentro de la campaña #TodosMarchamos por la libertad de los presos políticos.

En su intento por desarticular este movimiento, el régimen ha acercado aparatosos operativos a las viviendas de las mujeres y sobre todo a la sede nacional del grupo opositor.

“Los abajo firmantes solicitamos de usted, como máxima autoridad de la Iglesia Católica, sus buenos oficios para que les sea permitido a estas mujeres practicar la religión”, señalan.

Por último, esperan que en breve las Damas de Blanco “puedan volver a estar en la casa de Dios, durante las ceremonias de las correspondientes misas, a lo largo de toda la Isla” y oran al señor con el objetivo de “que lo ilumine para la solución de este problema”.

El pasado mes de febrero Soler se reunió con el arzobispo de La Habana, Juan de la Caridad García Rodríguez, en un encuentro que la líder del movimiento femenino describió como positivo y del que —dijo— salieron esperanzadas. En aquel entonces también le plantearon al prelado sus preocupaciones porque el Gobierno no le permitía asistir a culto ninguno.

Síguenos en TwitterFacebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Leer en Diario de Cuba