La Seguridad del Estado detiene a la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, fue detenida este sábado en la calle, devuelta a la sede del movimiento femenino opositor en Lawton, La Habana, y nuevamente arrestada cuando intentó volver a salir.

La Dama de Blanco Aluiska Gómez confirmó a DIARIO DE CUBA que Soler fue conducida por las fuerzas del régimen en un carro patrulla hacia algún lugar que desconocen.

@Mariano Rajoy @DamasdBlanco Berta soler la policías política no la deja salir de su casa cuando lo hace la detienen #nomasimpunidad

— Damas de Blanco (@DamasdBlanco) 22 de julio de 2017

“Ella por la mañana salió de la sede con su esposo, el exprisionero político Ángel Moya. Al rato vimos que la trajeron a ella en una patrulla”, contó Gómez.

Según la declaración de la activista, que estaba presente cuando llegó a la vivienda bajo la vigilancia policial, Soler no supo explicar por qué la habían detenido.

La representante de las Damas de Blanco intentó salir nuevamente para dirigirse a La Habana del Este “para ver a su hermana”, pero fue otra vez apresada.

“En cuanto salió el agente de la Seguridad del Estado que está frente a la sede y varias mujeres de la Policía le fueron arriba. Ella empezó a manifestarse, la redujeron y la montaron en la patrulla. Hasta el momento no se sabe de su paradero”, denunció.

La sede del grupo de mujeres opositoras se encuentra bajo operativo cada fin de semana para evitar que el domingo puedan asistir a misa o exigir la libertad de los presos políticos como vienen haciendo desde 2003. Igual suerte corren otras activistas en el resto de la Isla cuando intentan llegar a sus respectivas iglesias.

El pasado lunes 17 de julio, dos sacerdotes de la Iglesia Católica oficiaron una misa en la sede de las Damas de Blanco, para acercar la ceremonia a estas mujeres, a las que el régimen impide ejercer sus libertades religiosas como admitieron los propios párrocos Cástor Álvarez y José Conrado durante la eucaristía.

Leer en Diario de Cuba