Detenidos casi 70 activistas para impedirles asistir a misa y exigir la libertad de los presos políticos

Casi 70 personas entre Damas de Blanco y otros activistas opositores fueron detenidos a lo largo de la Isla durante el domingo 109 de represión contra la campaña #TodosMarchamos por la libertad de los presos políticos.

La Dama de Blanco Aliuska Gómez informó a DIARIO DE CUBA que habían sido “arrestadas hasta el momento más de 17 Damas de Blanco en La Habana, una cifra que podría aumentar, según vayan reportándose”.

Gómez añadió que en Matanzas fueron más de 12 las mujeres arrestadas y en Palma Soriano, Santiago de Cuba, nueve.

Según la activista, lograron participar en misa en Santa Clara, tres mujeres, y en Bayamo, otras seis, “una de ellas de la delegación de La Habana. En esta última ciudad de Granma no hubo detención alguna”.

“Aún no tenemos reportes de otras provincias, por lo cual la cifra general podría aumentar”, puntualizó.

Gómez afirmó que también “fueron arrestados más de 30 activistas de derechos humanos de otras organizaciones”.

“Las personas detenidas las estamos calificando como desaparecidas, puesto que no sabemos hacia dónde el Departamento de la Seguridad del Estado las lleva hasta tanto no son liberadas”, señaló.

“Desde aquí de la sede salieron la líder Berta Soler y el exprisionero político Ángel Moya. Los dos fueron abordados violentamente y golpeados. A Berta un oficial de la Seguridad del Estado que se hace llamar Aníbal le dio golpes y luego se sumaron cinco mujeres uniformadas”, contó.

“De Ángel Moya se encargaron personas de la Brigada de Respuesta Rápida que le fueron arriba cuando estaba gritando consignas como ‘Viva Cuba Libre, Vivan los derechos humanos’. Aquí nos quedamos de guardia Sodrelis Turruella y yo”, concluyó Gómez.

El operativo contra la sede del movimiento femenino opositor en Lawton, La Habana, se mantuvo durante más de 72 horas. El sábado Soler fue interceptada dos veces, retenida por una patrulla y obligada a permanecer dentro de la vivienda bajo amenaza de prisión.

Las Damas de Blanco pertenecen a una de las organizaciones más activas en su oposición al régimen. A pesar de ser reprimidas, domingo tras domingo salen a las calles para intentar ir a misa y para reclamar la libertad de los presos políticos.

Muchas de sus integrantes cumplen prisión o son objeto de multas que califican como “arbitrarias”son golpeadas y reciben amenazas de muerte de la Policía Nacional Revolucionaria.

Estas mujeres han denunciado en una reciente serie documental producida por el Foro por los Derechos y Libertades estas acciones de hostigamiento que reciben, no solo ellas, sino también sus familiares en su vida diaria.

Leer en Diario de Cuba