Cinco oficiales del régimen ‘golpean a una Dama de Blanco hasta dejarla sin conocimiento’

La Dama de Blanco Deysi Artiles fue “brutalmente golpeada” este domingo en La Habana por cinco oficiales del régimen: dos mujeres policías, el chofer y el ayudante de la patrulla policial número 626 y un agente de la Seguridad del Estado, según denunció ella misma después de ser liberada este jueves.
El domingo cuando salía de mi casa para participar como todas las semanas en la campaña #TodosMarchamos por la libertad de los presos políticos, una patrulla me detiene. Allí varios oficiales, incluido uno de la Seguridad del Estado, me cogen y me entran dentro de la patrulla. Comienzan a darme golpes todos, incluidos el chofer y el ayudante de la patrulla”, relató Artiles a este diario.

Dentro del carro policial, “me hacen la llave de la cabeza al piso de la patrulla y así me llevaron hasta la unidad. Me golpeaban y me decían ‘perra’. Se quedaron con pelos en las manos las dos policías de los ‘halones’ de pelo que me daban. Me tumban en el suelo del carro y allí perdí el conocimiento”.

Asimismo, la activista dijo que al llegar a la unidad policial de Santiago de las Vegas “recobró el conocimiento” y los oficiales de guardia “no la aceptaron por las condiciones en que se encontraba”.

“Me tuvieron que llevar a un policlínico allí cerca para que me atendiera un médico. Me pusieron oxígeno. Allí estuve un rato hasta que pude hablar. La doctora que me atendió me dijo que estuve al borde del infarto y que no podía hacer nada más por mí porque estaba en manos de ellos”, agregó Artiles.

Artiles no fue liberada en ese momento a pesar de las condiciones en que se encontraba. Estuvo detenida hasta la tarde de este jueves.

“Estuve sin bañarme más de un día porque en el calabozo no había agua y no me dejaban bañarme en el único baño que había. Después me trasladaron a una celda con seis presas comunes con problemas graves, todas ellas detenidas por lesiones”, relató la mujer.

El martes la activista fue notificada de que “se le acusaba de un delito de atentado”.

“Me comunicaron que tenía que pagar una fianza de 500 pesos y me negué. Pagar una fianza significa reconocer un delito que no he cometido. Ellos son los que tienen que pagarme a mí porque fueron ellos mismos los que cometieron el atentado contra mí”, denunció Artiles.

“Me sorprendí mucho cuando me liberaron ayer, porque no pagué ninguna fianza ni pienso pagarla. Y este domingo saldré a la calle como cada semana para intentar ir a misa y para exigir la libertad de todos los presos políticos. Sigo firme en mi lucha como activista de derechos humanos”, afirmó la activista.

Artiles concluyó enumerando todas las secuelas de la golpiza: “Tengo moretones en todo el cuerpo, dolores en el cuello, cervical, la cabeza, la columna. Estoy toda adolorida. Tengo arañazos y hematomas en las rodillas”.

Las Damas de Blanco es una de las organizaciones más activas en contra del régimen. A pesar de ser reprimidas, domingo tras domingo las mujeres salen a las calles para intentar ir a misa y para reclamar la libertad de los presos políticos.

Muchas de sus integrantes cumplen prisión o son objeto de multas que califican como “arbitrarias” y reciben amenazas de muerte de la Policía Nacional Revolucionaria.

Leer en Diario de Cuba