Ángel Moya lleva al Senado de EEUU la represión del régimen a la oposición pacífica

El exprisionero político cubano Ángel Moya visitó este miércoles el Comité de Relaciones Internacionales del Senado de Estados Unidos, en Washington, donde habló sobre la situación en la Isla alrededor de los derechos humanos y la represión contra la oposición pacífica.

Moya, que realiza su primer y único viaje permitido por el régimen tras su liberación bajo licencia extrapenal en 2010, llegó a Miami el martes invitado por la Fundación Nacional Cubanoamericana (FNCA)

“Ante la interrupción de la campaña #TodosMarchamos, por orientación de la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, aprovechamos para viajar a Estados Unidos y realizar una visita política”, explicó el opositor a DIARIO DE CUBA.

Para Moya, esta es una oportunidad además para verse con sus hijos y otros familiares allegados que viven en los Estados Unidos.

“La única dificultad que tuve para salir de la Isla fue la presencia de los represores de la Seguridad del Estado, que simplemente me llevaron a una oficina (en la terminal aérea de La Habana) para recordarme que por una sola vez iba a poder viajar y que tenía pendiente pagar una multa”, declaró.

Moya pertenece al Grupo de los 75 disidentes condenados a largas penas de cárcel durante la Primavera Negra de 2003 en Cuba. Fue uno de los que decidieron permanecer en la Isla tras su liberación. Se negó al exilio al que se acogieron otros opositores de la misma causa, en virtud de un acuerdo entre el régimen, la Iglesia Católica cubana y el Gobierno español.

“Llegué a Miami acompañado de Antonio Rodiles y Ailer González Mena (promotores del Foro por los Derechos y Libertades). La primera impresión que tuve en el aeropuerto internacional de Miami fue la sensación de seguridad, de no sentirme vigilado por nadie, y fue muy impactante”, señaló.

“Lo primero que hice al llegar a la Florida tras mi salida del aeropuerto fue ir a la tumba de Jorge Más Canosa (fundador de la FNCA) para rendirle homenaje. En realidad era un deseo mío, de obligación moral. En la medida que vayan pasando los días también rendiré tributo a los mártires de la Brigada 2506 y por supuesto a Orlando Zapata Tamayo”, indicó Moya.

Encuentros en el senado en Washington

El opositor, acompañado de Iriades Hernández, miembro del Consejo Coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), visitó este miércoles el senado en Washington.

“En la oficina del Comité de Relaciones Internacionales compartimos con la asistente del senador republicano Marco Rubio y del demócrata Bob Menéndez. Hablamos sobre la problemática de Cuba, lo referente a la violación de los derechos humanos”, puntualizó.

“Planteamos el problema de la huelga de hambre de Jorge Cervantes, que lleva más de 2o días en protesta, planteamos la situación con los familiares de las Damas de Blanco, sobre todo hijos y esposos, que están siendo reprimidos por la Seguridad del Estado para que las activistas abandonen el movimiento. En sentido general también sobre lo que están pasando todos los presos políticos en Cuba”, añadió.

“Fueron muy receptivos, no nos sorprendió, pero sí estuvimos muy contentos, porque ellos conocen lo que está pasando en Cuba, se interesaron por saber nuestra opinión sobre el pronunciamiento que va a hacer el presidente Donald Trump respecto a la política hacia La Habana y que debe realizar el próximo viernes en Miami”, puntualizó Moya.

“Dije allí, ante el Comité de Relaciones Internacionales que era muy importante que el mandatario se expresara en términos claros y fundamentalmente que fuera consecuente con lo que dijo durante la campaña presidencial, de mano dura contra el régimen cubano”, acotó.

En opinión del exprisionero político “no puede darse un centavo al régimen porque lo va a emplear en continuar reprimiendo a los activistas cubanos y por supuesto al pueblo en general”.

Otros encuentros

“Estoy impresionado con la organización y cómo fluye todo aquí en los Estados Unidos. Nunca pensé llegar a Washington, la capital, estar en el Congreso, que me recibieran, escucharan”, manifestó.

El opositor aseguró que regresará a Cuba el día 29 de junio para incorporarse a la campaña por la libertad de los presos políticos, iniciativa de las Damas de Blanco, y para “seguir en el combate pacífico”.

Según adelantó a DDC, tiene prevista reuniones en el Departamento de Estado estadounidense, en el Instituto Republicano Internacional (IRI), así como un encuentro con representantes de la organización no gubernamental Freedom House

Síguenos en TwitterFacebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Leer en Diario de Cuba